Cómo resolver conflictos con facilidad. Revisa desde dónde hablas

/, coaching, emociones, felicidad, liderazgo, organizacion/Cómo resolver conflictos con facilidad. Revisa desde dónde hablas

Cómo resolver conflictos con facilidad. Revisa desde dónde hablas

Cómo resolver conflictos es un tema recurrente en el trabajo con equipos y liderazgo. El conflicto es inherente a las relaciones humanas. Todas las personas somos distintas y el conflicto es una manera de crecer como equipo y desarrollar nuestro liderazgo.

Como coach trabajo algunas claves para que los conflictos se conviertan en oportunidades de crecer como equipo. Lo transformador en este caso es:

  • La intención: Revisar qué intención tienes. Qué quieres conseguir y, sobre todo, cómo quieres conseguirlo. A veces tenemos intención de entender, otras de corregir, o motivar….es importante aclararlo. Pocas veces tenemos intención de “joder” a la otra persona. Si tomamos consciencia de ellos es más fácil resolver conflictos.
  • Asumir intención positiva en la otra parte: Cuando piensas que la otra parte tiene una intención tan sana como la tuya todo cambia. De verdad, la persona que tienes en frente tampoco se ha levantado con la intención de “joderte” el día (sí, sí, olvídate de las excepciones que son pocas; recuerda la teoría del 10%)
  • Aceptar que tú tienes siempre al menos el 2% de razón. Y la otra persona también. Esta asunción nos lleva a desarrollar la empatía, a entender qué parte de verdad hay en lo que dice la otra parte. Así podemos centrarnos en lo que sí estamos de acuerdo y desde ahí construir juntos. ¿A que un 2% te parece poco? Entonces asume que sí, la otra parte tiene al menos un 2% de verdad en lo que dice ¿Cuál es ese 2% en lo que sí estás de acuerdo?
  • ¿Qué emociones te afloran? Las emociones juegan un papel vital a la hora de resolver conflictos. Reconocer qué emociones te surgen y entender qué buscan es importante. Cuanto más te entiendes más fácil entiendes el mundo. Esto es un trabajo largo y se trata de ir empezando.

Ligado con todo lo anterior llegamos a una pregunta. En esa situación de conflicto ¿Desde dónde estás hablando? Puedes hablar principalmente desde la razón (y entonces puede que te olvides alguna emoción importante tuya o de la otra parte), desde las tripas (y puede que emociones de enfado se apoderen del mensaje) o desde el corazón

 

Hoy no acabo con una pregunta. Este artículo tiene una clara intención esta semana. En todas tus conversaciones de hoy hazlo desde el corazón. Yo, para recordármelo he puesto este vinilo en la habitación desde la que realizo mis sesiones on line.

Hablar desde el corazón

 

 

Esta semana como bonus dejo algunos ejemplos de conversaciones reales:

  • Hablando desde las tripas: En una conversación en un equipo una de las personas (Juan) se había enfadado con un proveedor hacía unos días. Teníamos que decidir los siguientes pasos y todas las propuestas de Juan eran recibidas por el resto como cargadas de enfado. Él decía que no estaba enfadado ya, y lo que percibíamos el resto era justo lo contrario. Cuando hablas desde las tripas la emoción que cargas a lo que dices es negativa, de ira.
  • Hablando desde la cabeza: Una directiva le dijo a una persona de su equipo ante un error “Tranquila, no es culpa tuya. Me he equivocado yo porque pensaba que serías capaz de hacerlo”. Su intención era buena, quería tranquilizarle. Y la recepción del mensaje no fue la deseada, se estaban obviando emociones importantes. La persona en cuestión sintió que estaba defraudando expectativas.
  • Hablando desde el corazón: El fin de semana me invitaron a una boda. Una pareja maravillosa, jóvenes, risueños y muy majos. Habían hecho a mano las invitaciones, con todo el cariño del mundo. Y nos compartían con ilusión cómo estaban viviendo el proceso de casarse. Yo he decidido no ir, la situación era incómoda y les hablé con honestidad, agradeciéndoles la invitación y deseándoles lo mejor. Se merecen que en su boda esté gente con la misma ilusión o más que ellos y no era mi caso. Demostraron que son empáticos y muy buenas personas, dijeron que lo entendían y que no me preocupara por nada. Les hablé desde el corazón y decidieron escucharme con el corazón. Fue más fácil de lo que suele ser en estos casos.

Y un recordatorio….volvemos a dar un taller Fundamentals de Metalog en Madrid, los días 30 y 31 de Mayo de 2019. Si estás interesado envía un mail a metalog@windcatactivities.com