¿Por qué necesitamos un motivo para dar las gracias?

/, cambio, coaching/¿Por qué necesitamos un motivo para dar las gracias?

¿Por qué necesitamos un motivo para dar las gracias?

Gracias. Sí, a tí que estás leyendo esto. Gracias.

Te estarás preguntando ¿Gracias por qué? Y yo me pregunto ¿Por qué necesitamos un motivo para dar las gracias?

La práctica del agradecimiento se encuentra dentro de las características de las personas felices. Felicidad y ser agradecido van de la mano. Esta semana en una de las sesiones de coaching equipo había preparado experimentar el agradecimiento. Causalidad, era el jueves, día de acción de gracias. La dinámica era sencilla, la explico para que la pongas en práctica. Me vale como retual de hoy, te llevará 10′:

  1. Escoges a alguien que le quieras agradecer algo
  2. Le escribes unas líneas de agradecimiento
  3. Le llamas y se lo lees. No se lo cuentas, se lo lees como lo has escrito

 

En este caso el efecto fue buenísimo. Contactaron con antiguos amigos, recibieron gracias, hubo muchas emociones.

 

Yo os doy las gracias por leerme, por estar ahí, por vivir, por escucharme, por escribirme y contarme cómo lo veis, por reíros de mis errores, por criticar lo que no os gusta y por reconocer lo que sí os gusta. Por lo que queráis. Gracias. Sobran los motivos y a la vez no hacen falta.

Anímate con el retual ¿A quién quieres dar las gracias?

 

Como bonus esta semana…..

Quiero agradecer a Ana Arenaza que me invitara a la presentación de su libro «No eres de azúcar, baila bajo la lluvia» un momento inspirador, un ejemplo de persistencia, un ambiente agradable lleno de amor incondicional. Es un libro inspirador, irónico, gracioso, que describe con maestría realidades del mundo ejecutivo, jaulas de cristal que nos construimos y en las que nos sentimos felices hasta que un día……para seguir lo mejor será que lo leas.

«Baila bajo la lluvia»

 

Me quedo con ese mensaje, el de bailar bajo la lluvia. Muy apropiado con estos días de otoño-invierno.

Por |2018-12-18T21:19:43+00:0018 diciembre, 2018|Categorías: actitud, cambio, coaching|Etiquetas: , , |Sin comentarios