Publicado el

Aunque el título sea algo inquietante sentir y aprender de la incomodidad puede ser una experiencia positiva.

Esta semana ha sido intensa y completa, con sesiones individuales, de equipo y conferencias. El punto en común esta vez ha sido la incomodidad y me ha recordado una frase de un coach amigo:

Haz cada día algo que te incomode, aunque sea un poco

La incomodidad es una sensación que no gusta demasiado y, muchas veces, tiene un mensaje para nosotros, un aprendizaje importante que puede hacernos crecer y aumentar nuestras capacidades. ¿Dónde he sentido yo esta semana la incomodidad y aprendizaje?

  • En sesiones de equipo, donde he compartido mi visión externa del equipo, tanto lo que veía que funcionaba bien como aquello que no. Y también compartiendo qué momentos la incomodidad ya existía y si el equipo la afrontaba para descubrir el aprendizaje o bien pasaba por encima (que es lo más habitual, ya que es molesta)
  • En las sesiones individuales. Es típica la pregunta ¿Qué es eso tan importante que quieres defender y te hace sentir tanta incomodidad?
  • En la conferencia que dí para el CEN en Tudela “Mentoring. Casos de éxito a compartir” aquí traté de dar ideas nuevas para que cada asistente pudiera aplicarlas en su empresa. Me lo pasé genial y compartimos el concepto Mentor-coach
  • En el ensayo del Coaching Comedy, que estrenamos en el Teatro Campos este viernes 5 de Octubre. Tenemos un grandísimo Director Artístico que nos está entrenando y decidió hacer el entrenamiento el viernes a la tarde en la Plaza del Arriaga, frente al Arenal de Bilbao. Tuve mariposas en el estómago desde que me envió el mensaje hasta que empezamos. Estuvo genial sentir la sensación intensa de nervios y expectación, de querer y no querer. Cuando acabamos me sentí muy satisfecho y con sensación de estar más preparado para el estreno. El domingo hicimos un ensayo en público y noté que había valido la pena.

 

La mejor forma de aprender es con aquello que es nuevo o nos incomoda. Así que aquí os dejo mi invitación para hacer algo diferente, algo nuevo cada día.

 

Y tú ¿Qué cosa nueva puedes hacer hoy? Si no se te ocurre ninguna aquí tienes algunas sugerencias:

  • Dar un abrazo a una persona desconocida
  • Compartir con 3 personas tu maravillosa idea de negocio para montar una empresa, que la tienes
  • En el camino del trabajo a casa decirle algo bonito a alguien
  • Elige un sitio público, una plaza por ejemplo, y haz un baile; o grita en alto lo feliz que eres
  • Ir a una clase de prueba de un hobby nuevo. Hay muchas opciones ahora: Robótica, baile, idiomas, talleres de lectura o escritura, etc.

Atrévete y disfruta ¿Qué es lo peor que te puede pasar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Twitter

Facebook

A %d blogueros les gusta esto: