Aceptar y conformarse

Aceptar y conformarse

Animo en mi coaching a todo el mundo a aceptar la vida y a no conformarse con ella. Es un tema que ha surgido en las últimas sesiones con varios clientes tanto ejecutivos como en equipo. Aceptar y conformarse no es lo mismo; por partes.

ACEPTAR es una de las claves para ser feliz. Supone vivir con la creencia de que la vida es perfecta tal y como es; implica pensar que todo lo que pasa tiene un sentido y que en cualquier circunstancia hay algo positivo; aunque lo que suceda no te gusta, aún y cuando haya dolor.

La realidad es la que es y aceptarla supone estar sereno ante lo que sucede y no rechazarlo ni luchar contra lo que ocurre. Sobre todo, la aceptación nos lleva a mantener la tranquilidad ante aquello que depende de otras personas. Un viejo proverbio dice:

Si tu problema tiene solución ¿Por qué lloras?

Y si no tiene solución ¿Por qué lloras?

Algunos ejemplos: Si no te han cogido para ese trabajo es que hay otra cosa esperándote más interesante. Si la llamada que esperas se dilata en el tiempo piensa que más adelante la conversación será más provechosa. Si tu pareja te deja hay dolor, y aceptarlo supone entender que mantener una relación no sólo depende de tí.

En este punto algunas personas se revuelven un poco; piensan que es resignación. ¡Al contrario! La aceptación es sentar las bases para poder cambiar tu vida desde lo que ahora es hacia lo que quieres que sea.

Aceptar no es conformarse. Es un primer paso para empezar a tomar acciones, haciendo caso al proverbio lamentarse no vale y hay que ponerse manos a la obra; sólo con la acción llega la transformación:

  • No te conformes, define bien qué quieres.
  • Identifica las acciones que puedes llevar a cabo. Lo que depende de tí.
  • Acepta que el resultado puede no depender de tí. Si tus acciones no funcionan…busca otras!
  • Ponte a ello cuanto antes

En los ejemplos de antes: Puedes llamar a ese trabajo y preguntar qué aspecto ha sido decisivo y aprender de ello. Ante esa llamada ¿por qué no la haces tú?. Y si tu pareja te deja y quieres recuperarla ¿Qué cambios en tu actitud diaria harían que la relación fuera distinta? En este último caso, y antes de llegar ahi: ¿Qué tipo de relación de pareja tienes? Si es normal acéptalo, una relación normal. Y a partir de ahí ¿Por que conformarte con algo normal cuando puedes tener una relación de pareja extraordinaria?

Es algo que se entrena y se aprende. Cada vez que te pase algo que te disguste practica diciéndote “La vida es perfecta y esto me traerá algo bueno en el futuro”. Desde ahí podemos poner todas nuestras energías en lo que de verdad queremos en vez de luchar contra lo que no queremos.

Piensa que es como nadar en el río de la vida. Cuando rechazas la realidad y luchas contra ella estás nadando contracorriente ¿Qué tal? Cuando aceptas la realidad nadas a favor de la corriente; y desde ahí puedes decidir ir hacia un lado o hacia otro y siempre a favor de la corriente.

¿Cómo quieres nadar?

 

 

Y esta semana como bonus….

  • Una frase de un buen amigo: “La vida, como casi todo, es 50% conocimiento y 50% actitud”
  • En Octubre puedes descubrir en Bilbao cómo liberar bloqueos emocionales con EFT, una técnica que hace furor en USA. De la mano de los mejores especialistas en España durante el fin de semana del 22 y 23 de Octubre. Más información aquí. Y en la web de Ana F. Luna y Luis Bueno.
  • He hecho unos cambios en la web www.elequilibrista.es te agradezco si la visitas (desde el pc, tablet o móvil) y dices qué te parece. No es perfecta, sigo fiel a uno de mis lemas “Done is better than perfect” (“Hecho es mejor que perfecto”).

 

CÓMO TRANSMITIR UN MENSAJE CON SEGURIDAD EN PRESENTACIONES DE 60″

En un elevator pitch de 60″ verás cómo Koldo Alonso, de ASM consigue transmitir seguridad y eficacia. Muy interesante cómo ha conseguido un mensaje clave para anclarlo en la mente de todos y al despedirse sale con la energía por todo lo alto.

Por |2016-09-12T00:00:00+00:0012 septiembre, 2016|Categorías: actitud, cambio, coaching, liderazgo, Motivación|Sin comentarios