Publicado el

Hablar en público es una de las habilidades que más pueden ayudarnos en nuestro desarrollo profesional. Es algo que se mejora cuanto más se práctica. La paradoja es que hay muchos frenos emocionales que nos hacen evitar situaciones y oportunidades para hablar en público por lo que nuestra habilidad no se desarrolla, al contrario, se entumece.

Conseguir comunicar un mensaje claro es algo que siempre me ha parecido apasionante. Y si además lo hacía utilizando la interacción con la audiencia de forma que fuera entretenido para todos me parecía un éxito. Y precisamente porque me gustaba le he dedicado unas cuantas horas en todos los trabajos por los que he pasado. Más ahora que las conferencias son una parte importante de mi trabajo. Y si yo puedo ¿Por qué no vas a poder tú? 

Eso pensé cuando diseñé el taller “Presentaciones de alto impacto” donde se desgranan las claves para hacer presentaciones en público donde la gente se lleve claras las ideas principales. Además, combinando técnicas de clown y de coaching identificaremos los miedos que nos impiden avanzar y aprenderemos tácticas para vencerlos.

Últimamente lo hemos disfrutado con los compañeros de BNI Getxo y con varias personas del Grupo AN. Gente con mucha capacidad, con conocimiento para compartir y, sobre todo, con muchas ganas de aprender. ¡Diversión y aprendizaje!

Te dejo algunas claves para que puedas aplicar a tus presentaciones y, si te apetece, puedes suscribirte a mi canal de Youtube donde iré colgando ejemplos de presentaciones de diferentes personas para que puedas coger ideas. Verás diferentes personas, distintos estilos con un mismo objetivo: conseguir la atención de quien escucha. Después de las claves te dejo un ejemplo “para que puedas volar”:

  • Identifica un máximo de 3 mensajes que quieras transmitir.
  • Calcula el tiempo. Cada diapositiva (si hay) te consumirá entre 3 y 5 minutos.
  • Busca ejemplos tuyos y de otras personas que ilustren lo que dices. Las historias calan mucho más hondo en la audiencia.
  • Hay 2 momentos especiales, la apertura y el cierre. Prepara algo diferente para cada uno de ellos.
  • Habla desde el corazón, cuenta sólo aquello que de verdad te creas. La gente sentirá esa emoción sincera y “comprara” tu discurso rápidamente haciéndolo suyo.
  • Diviértete y se divertirá quien te escucha.
  • Prepáralo bien. Ensáyalo tantas veces como sea necesario hasta que sientas que lo tienes dominado.
  • Utiliza técnicas de relajación para empezar con los nervios controlados.

Espero que la próxima vez que tengas que hablar en público sea todo disfrutar!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Twitter

Facebook

A %d blogueros les gusta esto: