Publicado el

Todos tenemos fortalezas. Sí, todos. Sí, sí, tú también. Y son precisamente esas habilidades las que te van a llevar a alcanzar los objetivos que te has fijado. Trabajar nuestros puntos fuertes nos llena de motivación.

Venimos de una cultura centrada en “arreglar” cosas. La educación ponía el mayor énfasis en mejorar aquellas facetas nuestras más débiles. ¡Olvídate de eso! Céntrate en tus fortalezas y exprímelas al máximo, sácales el mayor partido posible.

¿Por qué funciona? Pasamos de un círculo vicioso (no bailo bien, me dicen que mejore, no me gusta, me cuesta un gran esfuerzo, mejoro muy poco, no destaco, me frustro) a un círculo virtuoso (canto muy bien, me pongo a mejorarlo, me encanta, es un placer ensayar, mejoro a pasos agigantados, destaco y me lo reconocen, es una gozada).

Normalmente somos buenos en aquello que nos gusta. Y al mismo tiempo nos suele gustar más aquello que hacemos bien. Disfrutamos haciendo algo que da buen resultado. Y cuando disfrutamos transmitimos esa energía y la gente a nuestro alrededor también disfruta. Y entonces todo sale bien, yo digo que “aparece la magia” porque al estar todos en una energía positiva  Será, o no, la ley de la atracción y en cualquier caso es divertido y estimulante.

Sólo hay que dar un paso, saber cuáles son tus fortalezas. Este es uno de los asuntos más recurrentes en mis sesiones de coaching, muchas veces no somos conscientes de las fortalezas que tenemos.Esta semana identifica tus fortalezas, serán el primer paso hacia la consecución de tus objetivos. . Si no lo tienes claro ¿Cómo saberlo? Aquí te dejo algunas formas para indagar:

  • Repasa tus logros en la vida. Tanto personales como profesionales ¿De qué cosas estás orgulloso?
  • Revisa qué cosas te gusta hacer. Leer, viajar, un deporte, etc. Tus aficiones. Normalmente nos gusta hacer aquello en lo que somos buenos.
  • Si tienes hijos piensa en el primero que tuviste, sino imagina que tienes uno ¿Qué habilidad tuya querrías que heredara?
  • Pregunta a tus amigos y amigas, a los que te quieren de verdad. Después pregunta a pareja, hermanos, hermanas y padre-madre. Aquello en lo que todos coincidan seguro que es verdad.

 

Y bien ¿Qué fortalezas tienes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Twitter

Facebook

A %d blogueros les gusta esto: