Publicado el

¿Qué quieres para tí en la vida? Siguiendo los pasos anteriores sabrás mejor quién eres. Eso te ayudará a decidir qué quieres conseguir. O lo que es lo mismo, qué necesitas para ser quien has dicho que eres.

Parece un trabalenguas, realmente lo es. Así es la vida, sencilla en su complejidad. ¿Para qué es importante decidir qué queremos? Nos lo explica este pasaje de Alicia en el País de las maravillas:

-“¿Podría decirme, por favor, qué camino debo tomar?

-Eso depende de a dónde quieras ir -respondió el Gato.

-Lo cierto es que no me importa demasiado a dónde… -dijo Alicia.

-Entonces tampoco importa demasiado en qué dirección vayas -contestó el Gato.

-… siempre que llegue a alguna parte -añadió Alicia tratando de explicarse.

-Oh, te aseguro que llegarás a alguna parte -dijo el Gato- si caminas lo suficiente”.

 

Todos los gurús y sabios parten de la misma premisa: “La vida te da lo que le pides”. A veces se lo pedimos explícitamente “Me conformo con una vida normal” Y eso es lo que tenemos.

Otras veces lo hacemos de hecho; nos vamos conformando con lo que tenemos. “Me gustaría trabajar menos pero es lo que hay” o “No tengo dinero para comprarme lo que quiero pero esto me vale”.

Y mientas tanto renunciamos a nuestros sueños, renunciamos incluso a soñarlos. Y los escondemos en el fondo de un armario, donde no nos lo encontremos.

 

Es inspirador leer a quienes nos llevan a soñar con lo que queremos. Te recomiendo leer La semana de trabajo de 4 horas o escuchar a Anthony Robbins. En castellano me gustó bastante Laín García Calvo. Hay muchos, elige aquel que te inspire más.

Resumo algunas claves de lo que nos dicen:

  • Se específico y concreto, cuanto más mejor. Ser feliz es abstracto y subjetivo ¿Qué es para tí?
  • Ponle tiempo, cuándo quieres conseguirlo.
  • Describe para qué lo quieres, qué te aportará.
  • Piensa y recrea qué vas a hacer cuando lo tengas, vívelo ya.
  • Sueña alto, no seas pobre para pedir. Como dice el anuncio de la once “no tenemos sueños baratos”.

 

Reconecta con tu niño interior, con todo lo que te gusta hacer. Con la parte más auténtica de tí. Para ello juega, diviértete, baila, canta, anda en moto, haz lo que te gusta hacer. conecta con la parte más auténtica de tí. Prueba preguntándote ¿qué harías si tuvieras todo el dinero del mundo? ¿Cómo sería tu día? Eso es lo que te conecta. Ahí está el objetivo,

 

Cuenta la historia que en un pueblo podían saber la fecha exacta de la muerte de cada habitante. Tras mucho meditar los dirigentes decidieron que cada persona eligiera saber la fecha o vivir sin esa información. Al cabo de los años se demostró que quienes la conocían llegaban al final de su vida con una sensación mayor de felicidad, decían que habían tenido una vida plena.

Lo cierto es que cuando tenemos situaciones límite tomamos las decisiones necesarias en cada momento porque cada minuto cuenta. Tu vida es urgente y cada decisión cuenta. Si supieras la fecha de tu muerte ¿Qué sería diferente?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Twitter

Facebook

A %d blogueros les gusta esto: