Publicado el

Seguimos con la transformación, empezando con la mía. Esta semana he completado la formación como coach co-activo. Un paso más hacia mi objetivo. Como cada uno de los anteriores módulos ha llegado en el momento preciso. Justo a tiempo para el inicio de tu transformación. El primer paso ya lo diste, ya habrás pensado sobre quien eres. Quizás lo tengas clarísimo, o quizás estés aún con más lío; cualquiera de las opciones es buena para avanzar ¿Qué has aprendido? 

Esta semana es para coger fuerzas y tomar conciencia de lo bonito y a la vez difícil que será este viaje. Este fin de semana he vivido las historias de otras personas que me acompañan en este camino: Ana, Beatriz, Begoña,Carla, María y Marta, Aquí os dejo unas perlas de aprendizaje que te serán útiles en el camino:

  • Quédate con lo esencial, suelta lo demás.
  • Todo pasa, lo bueno pasa y lo malo también pasará.
  • Busca dentro de tí antes de buscar fuera.
  • Combina intuición y razón, lo emocional y lo práctico.
  • Puedes hacer y también puedes sentir.
  • Escucha qué música estás bailando cada día. Si no te gusta cámbiala.
  • Cuanto más escuches la voz de tu corazón más oirás “tú puedes” y “¿Por qué no?
  • Cuando estés en tu sitio lo sabrás.

Y te dejo con el mensaje más potente: cambiar o no depende de tí. Seguir en tu rutina de siempre o descubrir qué tiene la vida para tí es algo que sólo tú puedes hacer que pase. María nos regaló esta historia sobre águilas que te servirá en esta preparación.

“El águila real americana es el ave que posee la mayor longevidad de su especie, llega a vivir hasta 70 años. Pero para llegar a esa edad, en el ecuador de su vida tiene que tomar una seria y difícil decisión.
A los 40 años, sus uñas curvas y flexibles no consiguen agarrar a las presas de las que se alimenta, su pico alargado y puntiagudo comienza a curvarse apuntando contra el pecho peligrosamente, y sus alas, envejecidas y pesadas por las gruesas plumas hacen que volar sea una tarea muy complicada.
Es entonces, cuando el águila tiene que tomar una decisión y sólo tiene dos alternativas: dejarse morir, o enfrentar un doloroso proceso de renovación que durará unos ciento cincuenta días.
Ese proceso consiste en volar hacia lo alto de una montaña y refugiarse en un nido próximo a una pared, donde no necesite volar. Entonces, el águila ya refugiada comenzará a golpear su pico contra la pared hasta conseguir arrancarlo. Una vez amputado, tendrá que esperar a que nazca un nuevo pico con el cual, después, tendrá que arrancar sus viejas uñas.
Cuando las nuevas uñas comienzan a nacer, será el momento para desprenderse de sus viejas plumas arrancándoselas con su nuevo pico. Después de cinco meses muy duros, el águila real saldrá victorioso ejecutando su famoso vuelo de renovación y entonces dispondrá de 30 años más de vida”

Busca un lugar seguro y cómodo. Vas a quedar increíble con tu pico, uñas y plumas nuevas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Twitter

Facebook

A %d blogueros les gusta esto: