El perro del hortelano

//El perro del hortelano

El perro del hortelano

La sabiduría popular es fruto de la experiencia de muchos años así que, en general, suele acertar. En este caso habla de que “El perro del hortelano ni come ni deja comer”.

Un lector de El Equilibrista me comentaba que iba a regalar un libro a su jefe porque durante el fin de semana les enviaba varios e-mails y quería que estuvieran todos leídos y respondidos el lunes para las 10.00am. El estrés que les provocaba era alto, incluso se sentían mal por el uso del tiempo que hacían durante el fin de semana. Tenían sensación de estar haciendo mal por no trabajar.

Hay gente que no es capaz de mantener un buen equilibrio personal y que ven la conciliación laboral y familiar como algo ajeno. Es una postura respetable. Pero si es tu caso al menos no seas como el perro del hortelano, si no concilias al menos deja conciliar.

Así que si tu opción es trabajar el fin de semana para conseguir los objetivos respeta a quienes quieren conciliar y deja de enviarles e-mails. Prográmalos para el lunes y así contribuirás a la conciliación y equilibrio de todo el equipo y, de paso su calidad de vida. Y, mira por dónde, también mejorarás los resultados que es lo que inicialmente buscabas.

Por |2012-05-28T00:00:00+00:0028 mayo, 2012|Categorías: conciliacion|Sin comentarios